¿Puedo ejercer el derecho a visitas con mis hijos durante la pandemia por Coronavirus en Chile?

Ante las muchas consultas sobre la actual normativa para el ejercicio de la relación entre padres e hijos que NO viven juntos aclaramos lo siguiente:

Se ha implementado un permiso temporal (salvoconducto) en comisariavirtual.cl que permite el traslado de niños, niñas y adolescentes entre las casas de sus padres o tutores.

Si existe un régimen comunicacional (visitas) regulado en Tribunales de familia en este permiso deberá hacer presente el Rit de la causa y el Tribunal que es competente, además de los nombres de los niños, niñas o adolescentes y del solicitante. Y constará en este permiso que hijos y padres estarán juntos en la forma establecida en esta causa.

Si no existe un régimen se podrá obtener un permiso para ejercer el derecho del niño, niña o adolescente menor de 18 años de mantener relaciones personales y contacto con sus padres. Este permiso se podrá solicitar sólo por una vez a la semana indicando el tiempo de visita acordado por el padre, madre o el o los encargados del cuidado personal. Para efectos del otorgamiento de este permiso, el solicitante (padre, madre o cuidador)deberá indicar el nombre y las cédulas nacionales de identidad de los padres o el o los cuidadores, el del niño, niña o adolescente, los domicilios de estos y el tiempo de la visita.

Cómo realizar trámites en la Oficina Judicial Virtual en tiempos de cuarentena

Estamos en una época sin duda convulsionada. Encerrados en nuestros hogares sin poder trabajar ni desplazarnos en forma normal y sin poder realizar trámites judiciales.

Hoy les queremos contar que, desde tu casa y por medio de la CLAVE ÚNICA que otorga el Registro Civil, puedes realizar actuaciones en los Tribunales de Justicia en la página de oficinaljudicialvirtual.pjud.cl.  Ojo! Que algunas solicitudes pueden requerir intervención de una abogada y otras podrás realizarlo por ti mismo.

Accede a https://oficinajudicialvirtual.pjud.cl/home/index.php con tu CLAVE ÚNICA y pincha en la opción “Ingresar Demandas y Escritos” y cliquea sobre tu perfil y vas a acceder a una pantalla desplegable de opciones.

Imagen 1

Podrás realizar trámites sin intermedio de un abogado en FAMILIA (Retención judicial por no pago de alimentos; solicitar medida de apremio por no pago de pensión de alimentos; alzamiento de medida de apremio; entre otros), CIVIL, LABORAL Y CORTES DE APELACIONES (desarchivo; señala domicilio; solicitar cumplimiento de pago de costas/Recurso protección – Isapres). Recuerda que solo podrás realizar estos trámites por ti mismo y que para otras solicitudes y demandas necesitarás de un abogado.

Imagen2

Si ya cuentas con una causa y tu rut está asociado a ella, podrás acceder pinchando “Ingresar demandas y escritos”, seleccionar perfil y pinchar “Ingresar Escritos”.

Imagen3

Selecciona la competencia de tu causa (Corte Suprema, Corte de Apelaciones, Civil, Familia, Penal, Laboral, Cobranza), y escoge la opción del Tribunal. Posteriormente, escribe el RIT o ROL de la causa y el año. Presiona “Consultar Rol”. 

Saldrán desplegadas las opciones “Parte que presenta” y seleccionas tu nombre, pincha “Tipo de Escrito”, y “Grabar Escrito”.

Imagen4

Aparecerá la ventana “Adjuntar escrito”, en esta opción subes tu escrito, y si tienes documentos los subes en “Adjuntar documentos”. Recuerda que el sistema soporta solo formato PDF y cada archivo puede tener un peso máximo de 10 MB y todos los archivos máximo 30 MB. Presionas “adjuntar” y después “cerrar y continuar”.

Imagen5

Ahora ve a la Bandeja de escritos y pincha la opción competencia (donde subiste el escrito) y Consultar escritos.

Imagen6

Se desplegará la bandeja de escritos no enviados, escritos por firmar, escritos pendientes y escritos enviados. Tu archivo debe estar en la “bandeja de escritos no enviados”, pínchalo y después cliquea “Enviar al poder judicial”.

Imagen7

Tu escrito después de enviado debe aparecer en la bandeja de escritos enviados.

Esperamos haber sido de ayuda en estos tiempos, recuerda que solo podrás realizar trámites simples y que no suplen la asistencia de una abogada.

Si tienes dudas o deseas contactarte con nosotros escríbenos a contacto@legalfamilia.cl nuestro equipo está en sus casas cumpliendo con la cuarentena, pero trabajando y atento a tus comentarios.

Cuídense.

Virus COVID-19 y derecho de familia

Nos han llegado muchas consultas ante la actual situación generada por la pandemia del Coronavirus y cómo esto ha ido afectando nuestras relaciones de familia, los acuerdos, los alimentos, la continuidad y tramitación de causas. Debemos estar preparados y saber qué hacer ante este estado de cosas tan excepcional.

El último tiempo, nuestro país incluso desde antes del 18 de octubre ha venido experimentando cambios profundos y sobre todo, mayores cuotas de empoderamiento las cuales se traducen en la necesidad de ejercer nuestros derechos.

Sin embargo, nunca imaginamos la agresividad de una nueva enfermedad que amenaza a todo el planeta. Veíamos por televisión la contingencia en países lejanos de gran desarrollo y rápidamente esto ya es una realidad en nuestro país.

Se trata, según la OMS, de la peor pandemia de la historia.

Entonces, lo primero será cuidar nuestra vida y la de nuestras familias, para después hacer frente de la mejor manera posible a todas las dificultades que impone soportar esta crisis y reanudar la vida luego.

A un mes de conocidos los primeros casos en Chile de contagio por Covid-19 toda nuestra economía ha sido afectada. A la cuarentena preventiva e indicaciones para evitar el contagio que implican quedarse en casa; la suspensión de clases;  la cuarentena total y cordones sanitarios en parte importante de nuestro territorio, se suman los efectos de despidos y la  imposibilidad de generar ingresos para cientos de miles de chilenos, todo esto sin duda pone en jaque el bienestar de las familias, queramos o no los más perjudicados pueden ser nuestros niños, ancianos y las personas en situación de discapacidad.

¿Cuáles derechos y deberes de familia se afectan?

ALIMENTOS Y RDR:

Sepan ustedes que el derecho a percibir una pensión de alimentos y a mantener una relación directa y regular con los hijos se mantienen vigentes mientras no exista una sentencia judicial que cambie dicho estatus. Es decir, los padres o madres alimentantes siguen obligados a pagar la pensión de alimentos en la forma y monto en que fue establecido y el régimen de visitas debe seguir cumpliéndose.

Respecto las pensiones de alimentos la ley establece una presunción, es decir si una persona tiene hijos se entiende que tiene los medios  para alimentarlos. No importa si en la práctica tiene ingresos formales o no, es decir, por el hecho de ser padre o madre, está obligado legalmente a proveerlo de alimentos para satisfacer sus necesidades (vivienda, salud, educación, recreación, alimentación, entre otros) por esto es que, aún en caso de cesantía el padre sigue obligado a pagar el valor de la pensión. Por lo tanto siguiendo esta máxima legal, la crisis económica que ocasiona el coronavirus no libera a una persona de su obligación para pagar pensión de alimentos. Si el alimentante no está en condiciones de pagar la pensión o el beneficiario no ha recibido la pensión, deberán recurrir a los tribunales de familia para en el primer caso rebajar los alimentos o en el segundo caso, exigir su cumplimiento forzado.

Respecto el régimen de relación directa y regular (visitas) y siendo este un derecho para los hijos y un derecho-deber para los padres, debe cumplirse en la forma establecida, teniendo como limitación el bienestar superior del niño niña o adolescente. Existiendo una situación excepcional de eventual posibilidad de contagio y medidas adoptadas por la autoridad en estado excepcional de catástrofe como cuarentena, limitación al traslado de las personas y aislamiento social, es justificable que este régimen comunicacional no se cumpla. Es esperable que los padres mantengan una actitud flexible al respecto y existiendo tecnología disponible se mantenga el contacto con los hijos en forma regular a través de estos medios y no perjudicar el vinculo afectivo. Una vez superada la crisis sanitaria los periodos de RDR no ejercidos podrán ser compensados.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

La ansiedad y angustia que provoca una situación tan compleja y desconocida para todos, puede ocasionar que los conflictos familiares se exacerben desencadenando lamentablemente situaciones de maltrato y violencia al interior de los hogares. La violencia en cualquiera de sus formas es absolutamente condenable y debe ser denunciada para que exista una intervención que ponga fin al riesgo que pueden correr las personas. Los tribunales de familia, Carabineros , Policía de Investigaciones y Fiscalías siguen recepcionando denuncias por VIF (violencia intrafamiliar) y si usted se encuentra en una situación que ponga en riesgo su salud física o psicológica debe denunciarlo.

En legalfamilia estamos trabajando a distancia y queremos mantenernos cerca de todos quienes requieran orientación, asesoría y representación para solucionar sus conflictos.

No queremos que esta crisis sea «aprovechada» por los padres en perjuicio de los hijos. Es decir padres que incumplan con el pago de su pensión o abandonen la coparentalidad y madres que obstaculicen injustificadamente la relación entre los hijos y su padre no custodio.

Esta crisis puede significar una oportunidad para mejorar la conflictiva entre los miembros de una familia y ante tan complejo escenario es fundamental ser creativos y generosos para que los hijos y la familia en general puedan seguir adelante y resulte lo menos afectada posible.

La fragilidad de la humanidad ha quedado demostrada y es momento de unir fuerzas y  cuidados. Nuestros hijos heredarán sin duda otra forma de vivir y ya nada volverá a ser igual a la vida que conocimos. Intentemos solucionar los problemas familiares mediante acuerdos y si no es posible hacerlo directamente entre los involucrados, no dude en solicitar intervención de un tercero.

Uno de los principios del derecho de familia es la COLABORACIÓN.

No es momento para que los padres originen o se mantengan en disputa, todo lo contrario: los padres debiesen estar atentos y dispuestos a ayudar en todo cuanto beneficie a los hijos comunes. Los  abogados controversiales tampoco aportan, por lo que esperamos colegas dialogantes y empáticos que busquen salidas alternativas a la altura de este gran desafío del 2020.